• ++56 9 62093179
  • andesteam@gmail.com

MDS 2014 – Gustavo Jofré

MDS 2014 – Gustavo Jofré

6:00 am, el día tan esperado ha llegado, estoy a 2 horas de la largada, la ansiedad jugó en contra y me quedé medio dormido, de todas maneras aún queda mucho tiempo. Esta vez dejo el té negro, por una taza de té verde y un pan con poco manjar, la otra vez funcionó bien y espero esta vez también.

Me sentía muy nervioso, la inseguridad de si aguantaría o no el ritmo durante estos 42.195 metros era algo que me tenía lleno de expectación. Al llegar me reuní con mis amigos para hacer el calentamiento, cada minuto se volvía preciado, había que encajonarse o el pago a eso sería salir muy atrás. Calentamos alrededor de 10 min y nos fuimos a encajonar, acá estuve más menos 20 min parados esperando la largada, mucho frío y muchos nervios, esto aumentaba la tensión.

Al comenzar la carrera solo tenía en mente mi ritmo y nada más, me sentía muy bien una vez que largué, el primer 10 km los pasé en 36:41min, me sentía cómodo y esperanzado, pero iba aún por debajo del ritmo, debía acelerar un poco, 15km 54:10 min , esta vez sí estaba devuelta, no me sentía agitado pero sí con mucho frío, a los 21km llegué en 1:17:58 min, me estaba emocionando y pensé que podría lograr la meta, llegando al km 25, hasta el momento llevaba un parcial de 1:34:45 min, comenzaron los problemas, de manera peligrosa comenzaba la pierna izquierda a molestar, se acercaba un calambre y esto se pagaría caro. Llegando a los 30km mi hermano quien sería liebre hasta los 40km notó que no venía bien, pero conoce mi forma de ser y no aflojo el ritmo, iba delante mío por mucho y ahí note cuanto había bajado mi ritmo por culpa de este malestar, cuando estaba por Av. Bicentenario pasó algo que nunca había sentido, pero el deporte es así, y todo puede pasar, comencé a sentirme mareado y desorientado, luego de eso al llegar a la embajada de Estados Unidos un calambre en mi cuello y piernas no me dejaron seguir, tuve que parar y esto me estaba haciendo sentir muy mal, cuando me acerco a la solera para poder estirar la pierna, frente mío había un corredor brasileño, se veía como corredor elite, pero no podía notarlo bien ya que se había retirado de la competencia tenía su número al revés, y por un momento pensé, si se retiró alguien que lleva mucho más años que yo en esto, para mí es mi segunda maratón y la primera vez que corro el Maratón de Santiago, porque no pensé, pero mi hermano y amigos estaban ahí, alentándome y diciéndome que era mucho mejor que alguien que piensa en abandonar, me levanté y comencé a trotar, medio cojeando por el calambre, logré retomar algo de ritmo hasta que crucé la meta, esta vez no tenía la cara llena de felicidad, crucé acalambrado, y apenas paré de trotar, todo dio vueltas y me sacaron los auxiliares, terminando en 2:52:10 min.

Muchos me dicen que arranqué muy fuerte, que me puse una meta muy ambiciosa para alguien que era su segunda maratón, pero mi meta era mantener el 3:35 a 3:38 min/km si no lo aguanté, bueno faltó preparación y será para la próxima. Por ahora hay que seguir entrenado duro para superar marcas.

Quiero agradecer de manera especial a mi entrenador Jorge Acosta, familiares, amigos y a toda la gente que gritaba en la calles una palabra de aliento.

También agradecer a la gente de On Trip, por la asistencia en ruta, y mis amigos que estaba en la bicicleta sin ellos nada sería igual.

A Alto Rendimiento por el apoyo en materia nutricional, he mejorado mucho con ellos, a Cresport Sural Chile por prestar toda la ropa técnica, calcetines y compresoras, y a Skechers quien ha sido y será mi marca de zapatillas, las Meb Speed 2 son increíblemente cómodas para correr, y las GoRun Ride 3, lejos la mejor compañera de entrenamiento. 

 Galería de fotos Maratón de Santiago 2014.

Arriba

¡Comparte!
Andesteam