• ++56 9 62093179
  • andesteam@gmail.com

Race Reports

MDS 2014 – Esteban Brufau

La semana y media previa a la carrera se había transformado en una pelea psicológica épica, una molestia importante en el gemelo/soleo derecho ponía en peligro mi participación en la maratón. Estaba dispuesto a intentarlo todo para llegar en condiciones a la carrera, contraté unas sesiones más de kinesiología y fui día a día probando la máquina. No podía creerlo, como podía ser que después de meses de entrenamiento y disciplina justo 10 días antes me este pasando esto. Buscaba explicaciones hablando con Jorge, Mauri y el equipo de kine, varias hipótesis surgieron pero la mas convincente me decía que el cambio de zapatillas neutras a pronadoras más la torcedura del tobillo izquierdo y consecuente carga adicional al gemelo derecho explicaban la contractura que en esos últimos días no me dejaba correr mas de 6 km diarios. Si te preguntas porque pasé de neutras a pronadoras, la respuesta es simple… fui un bol#do.

MDS 2014 – Andres Reisz

La verdad es que para mí volver a correr los 21 kms fue una decisión que fue creciendo en mi interior en la medida que en los entrenamientos me fui dando cuenta que podía mantener los ritmos que mis compañeros de equipo iban imprimiendo. Me había integrado a los entrenamientos de Running de ANDESTEAM por ahí por agosto del año pasado para ayudar a mi hija Dafna a mejorar su rendimiento en los 10K. Sin embargo, poco a poco tomé conciencia que mis tiempos en esa distancia mejoraban muchísimo, y que cada vez llegaba mejor tanto en lo físico como en los resultados.

MDS 2014 – Rodrigo Niño

Para alguien que se lanza a correr sus primeros 42K en una maratón, la carrera es sólo el clímax de un largo proceso de entrenamiento y preparación tanto física como mental. Ese día todos llegamos al punto de partida abrumados de temas importantes que debemos recordar y respetar durante las próximas 4 horas, el ritmo, la frecuencia de hidratación e ingesta de alimentos, dónde termina el lapso de subida, etc, es decir, un plan de carrera ideal preparado en la cabeza, pero que solo ha sido puesto a prueba parcialmente por nuestro cuerpo.

MDS 2014 – Sebastian Villarroel

Esta Maratón se me presentaba como un desafío entre los amigos del equipo, ya que mi última maratón fue en Buenos Aires y me había prometido no correr más esa distancia, ya que había logrado bajar las 3 horas que era mi meta personal.

Esta era mi 4ta maratón así que ya sabía en lo que me estaba comprometiendo y de paso no quería lesionarme así que la preparación que hice para Pucón 2014 la tomaría de impulso y cumpliendo las sesiones de volúmenes principalmente y cuidando la alimentación e hidratación para llegar en la mejor forma.

Mi mejor marca en Santiago era 3:10 lo que me motivaba para poder bajar las 3 horas, lo cual era difícil de lograr.

MDS 2014 – Gustavo Jofré

6:00 am, el día tan esperado ha llegado, estoy a 2 horas de la largada, la ansiedad jugó en contra y me quedé medio dormido, de todas maneras aún queda mucho tiempo. Esta vez dejo el té negro, por una taza de té verde y un pan con poco manjar, la otra vez funcionó bien y espero esta vez también.

Me sentía muy nervioso, la inseguridad de si aguantaría o no el ritmo durante estos 42.195 metros era algo que me tenía lleno de expectación. Al llegar me reuní con mis amigos para hacer el calentamiento, cada minuto se volvía preciado, había que encajonarse o el pago a eso sería salir muy atrás. Calentamos alrededor de 10 min y nos fuimos a encajonar, acá estuve más menos 20 min parados esperando la largada, mucho frío y muchos nervios, esto aumentaba la tensión.

Corrida Fach – Sebastián Villarroel

La corrida de la Fach desde un principio fue considerada como preparativa para la Maratón de Santiago, en la cual sabía que el ritmo iba a ser muy fuerte y que el circuito era desconocido. Así fue varios exponentes del running nacional y de las fuerzas armadas estaban presentes el día de ayer.

Llegamos con una hora de anticipación juntó a mi polola y un amigo para realizar un buen calentamiento ya que la mañana estaba bastante fría. El escenario de la corrida eran las calles internas del recinto de la fuerza aérea y la partida y llegada justo al medio de donde aterrizan los aviones, así que había bastante espacio para calentar y para ver a los demás corredores.