• ++56 9 62093179
  • andesteam@gmail.com

15k para recordar #WingsForLife

15k para recordar #WingsForLife

Ya se hizo habitual levantarme temprano los días domingo, pero hoy el despertador suena antes de lo de costumbre. No me demoro ni un minuto en salir de la cama y comenzar con el ritual de preparación. Aunque en realidad, tengo todo listo desde ayer, así que sólo falta revisar un par de detalles, y esperar la hora para partir.

Pocos minutos antes de las 7, suena mi teléfono. Es Carlitos Román, que con la amabilidad que lo caracteriza, viene a buscarme para dirigirnos hacia el Parque O´Higgins, lugar definido como punto de partida, de la versión 2017 de Wings for Life World Run. Nunca me había llamado la atención este extraño formato de corrida. Eso de que la meta te persiga, me pone un tanto nerviosa. Si no fuera por Roxy, que me animó a participar, no estaría acá.

Desde que me inscribí, hasta ahora, el entusiasmo y la ansiedad han ido en aumento, quiero ver qué tan lejos puedo llegar. Las semanas previas, traté de ponerme las pilas en los entrenamientos, porque mi idea es, que el auto meta no me alcance antes de los 10 kilómetros. Distancia máxima que he estado corriendo, el último tiempo.

Con Carlitos, ya llegamos al parque, y a pesar que nos cuesta estacionar, estamos bien en la hora. Al rato nos encontramos con Andrés, y luego con Roxy y Magaly. Hacemos un poco de calentamiento, para seguir las indicaciones de los profes, y aprovechar de capear el intenso frío de la mañana. Como siempre la buena onda y el compañerismo del equipo, se hacen sentir. Conversamos un rato, comentamos cuantos kilómetros espera hacer cada uno, tomamos una foto y nos ponemos de acuerdo para juntarnos al regreso.

Faltan aproximadamente 10 minutos para que den la largada, ya estamos encajonados, y suena mi teléfono. Una grata sorpresa, es mi papá, que me avisa que viene llegando al parque, acompañado de mi sobrino de 6 años (mi fan N°1). Se levantaron temprano, y caminaron una distancia no menor, sólo para venir a desearme suerte. Pasan y pasan los minutos y no aparecen, empiezo a ponerme nerviosa y un tanto triste, porque mi sobrino siempre ha tenido la ilusión de verme participar en alguna de las corridas, de las que tanto le he hablado. A un minuto de la largada, al fin llegan, sólo me alcanza el tiempo para darles un beso, y tomar una foto para el recuerdo. Ellos se ven felices, con una cara de orgullo que nunca voy a olvidar. Me siento como si fuese un atleta de elite, a punto de correr un maratón…jajaja

A las 8 en punto, dan la largada, partimos juntas con Roxy y Magaly. Los primeros 5 kilómetros trato de hacerlos a un buen ritmo, porque sin haber revisado el circuito, imagino que no hay grandes subidas, y que el recorrido no será pesado. Pero me equivoco, los primeros kilómetros no son nada de fáciles. Al kilómetro 8 ya me siento cansada. Llego a pensar, que con suerte voy alcanzar el kilómetro 10.

Quizás, la emoción y el entusiasmo de la partida, hizo que comenzara más rápido de lo que debía. Pero al cruzar el kilómetro 10, de a poco empiezo a recuperar la energía, y me mentalizo en que todo lo que haga de ahí en adelante, será más que bueno, y habrá valido el esfuerzo.

Llego al kilómetro 10, y me siento en condiciones de ir por más. Como escucho entre los corredores, que el auto meta no está muy lejos, apuro el ritmo para avanzar unos 2 kilómetros. Paso el kilómetro 12, pero la meta aún no me atrapa. No me queda otra que seguir adelante, aunque mis piernas casi no me responden. No sé cómo logro avanzar hasta poco más allá del kilómetro 14, cuando escucho que ahora sí que viene el auto meta… En ese momento me acuerdo de las palabras de Sebastián, en el último entrenamiento…”corre fuerte, dale con todo”.

¡Y así lo hice, corrí lo más fuerte que pude, hasta que la meta me alcanzó!

 

Gloria Alvarez – Socia Andesteam

¡Comparte!
Andesteam

  • Sebastian Villarroel Ramirez

    Muy buen Gloria, a seguir perseverando con nuevos desafíos, solo el trabajo y la dedicación nos llevaran a mejorar.